lunes, 24 de junio de 2019

Fraude en 1936. ¿Fraude en 2019? Paralelismos

OkDiario, 10 de abril de 2019
https://okdiario.com/opinion/fraude-1936-fraude-2019-paralelismos-3969738


Fraude en 1936. ¿Fraude en 2019? Paralelismos

            El próximo 28 de abril se celebrarán unas elecciones generales en las que muchos han visto una reedición de hechos pasados. Una victoria del PSOE abocaría al partido del puño y la rosa a renovar, con un inaceptable coste para la nación, el pacto que llevó al doctor Sánchez a pernoctar en La Moncloa. Para seguir alojado en tan distinguido edificio, Sánchez debería seguir pactando –léase, haciendo concesiones- con ese Podemos en el que muchos adivinan perfiles comunistas, pero también con las plataformas de los colectivos más desleales y rapaces de la nación española. Ante este panorama, la tentación de establecer paralelismos es poderosa, máxime si se tiene en cuenta que desde los tiempos de Zapatero se puso en marcha una poderosa maquinaria ideológica que se desarrolló a la sombra de un oxímoron llamado Memoria Histórica, rótulo tras el cual han crecido diversos colectivos que no están dispuestos a que los hechos ocurridos desde hace ocho décadas en adelante, abandonen la actualidad mediática. Como efecto de todo ello, Franco sigue presente a diario en las telepantallas, ya sea para rescatar su imagen en los archivos del NO-DO ya para especular a propósito del lugar último en el que debe descansar su momia.
            La forzada actualidad de unos hechos del pasado instrumentalizados con objetivos políticos y económicos ofrece, no obstante, la oportunidad, siempre abierta, de bucear en archivos para exhumar documentos amarilleados por el paso de las décadas. Papeles que permiten ajustar el análisis de una época que distó mucho de ser una Arcadia democrática que un grupo de militares africanistas rociados de agua bendita se encargaron de alterar. La mitificada II República dejó un caudaloso reguero de sangre y muchos episodios que cuestionan el mantra, mil veces invocado, de una arbitraria ruptura de la legalidad llevada a cabo por la España más ultra y reaccionaria.
            En efecto, tal y como demostraron Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa García en su 1936. Fraude y violencia en las elecciones del frente popular, la cita electoral prebélica distó mucho de ser un modelo de pulcritud democrática. Como muestra de las graves irregularidades que se dieron en aquellas fechas, nos referiremos a un caso que cualquiera puede consultar en el Archivo Histórico Provincial de Cuenca. En ese edificio que en tiempos fue cárcel de la Inquisición, se conserva un revelador expediente que tiene como protagonista a Ramón Portela Prado, abogado natural de Puerto Rico y vecino de esa misma Cuenca en la que Indalecio Prieto pronunció su discurso el 1 de mayo de 1936. En tan simbólica fecha, el socialista lanzó al aire palabras del siguiente tono: «A medida que la vida pasa por mí, yo, aunque internacionalista, me siento cada vez más profundamente español. Siento a España dentro de mi corazón y la llevo hasta el tuétano de mis huesos…».
            Sin embargo, dos días después de tan patrióticas soflamas, se produjeron los hechos juzgados el 4 de noviembre de 1939. Durante el proceso quedó comprobado que Portela, miembro de Izquierda Republicana, se dirigió hasta Castillejo de la Sierra acompañado por tres motoristas. Una vez allí sustrajo las actas de la elección. Todavía impune, Portela Prado ocupó el cargo de Gobernador Civil de la capital desde el 20 de Agosto hasta el 6 de Octubre de 1936, fecha en que marchó a Valencia, donde se desempeñó como Abogado del Estado para huir, acaso a su Puerto Rico natal, desde Barcelona. Aquellos hechos le procuraron una condena de pérdida total de sus bienes y de doce años de inhabilitación absoluta, con extrañamiento del territorio nacional. Más de ocho décadas después, no cabe imaginar un motorizado robo de votos, si bien existen métodos más sutiles que el expuesto, formas discretas que bien pudieran reeditar aquellos hechos que precedieron a la catastrófica Guerra Civil.

1 comentario:

Tania dijo...

Buenos días, ¿tienes un correo electrónico para escribirte? Recibe un cordial saludo. Tania: info@lasinterferencias.com